sábado, 19 de marzo de 2016

Serie Agencia Demonia 1-6 - Nisha Scail




Click en los títulos.

Después de un día desastroso buscando trabajo, ser prácticamente despedida de una tienda de ropa por no haber ropa de su talla, sólo para encontrarse a su novio poniéndole los cuernos con otro hombre, Eireen empezaba a pensar que un agujero sería el lugar perfecto en el que meterse. Pero todo cambió cuando al llegar a su casa y consultar su correo se encontró con una interesante oferta. Agencia Envuelto para llevar, hacemos tus deseos realidad. Cinco requisitos... Aquella sería la respuesta a todas sus fantasías, si se atreviera a contratar un servicio de ese tipo. Cuando le ofrecieron el trabajo a Riel, pensó que se trataría de algo fácil, una mujer atractiva, dispuesta, deseosa de pasárselo bien... Tenía que haber sospechado que no sería así. Eireen era todo aquello a lo que Riel no estaba acostumbrado, la mujer más testaruda con la que se había topado jamás... y también la más sexy. Disfruta de esta divertida y trepidante novela erótica. 

Una despedida de soltera debía ser una fiesta, un motivo para pasarlo bien y hacer que la futura novia disfrutara de sus últimos momentos de libertad y que mejor lugar para hacerlo que Las Vegas. Luces de colores, juegos de azar, espectáculos inolvidables, la noche había sido hecha para divertirse y pasarlo bien, tres amigas celebrando una despedida de soltera… hasta que una de ellas terminó casada y en la cama de un completo desconocido. Cassie quería morirse, despertar en la cama con un sexy y completo desconocido y con una alianza en el dedo no podía sucederle a ella, no a la anodina y casi aburrida Cassandra Joyce, pero aquello no era lo peor, si no el no recordar ni un absoluto minuto de lo que debió haber sido la primera y mejor noche de su vida. Para Cassie sólo había una opción posible, huir. Poner tanta tierra de por medio como fuese posible y anular cuanto antes aquel absurdo matrimonio. Arion Catrides no toleraba el champán, tuvo que aceptarlo cuando despertó en la habitación del hotel de un Casino de Las Vegas, con un enorme dolor de cabeza y la prueba inequívoca de que había pasado la noche con una mujer… su mujer. Descubrir que se había casado en Las Vegas no fue tan aterrador como el hecho de haber ocurrido bajo los términos de su propia raza, la mujer de la que apenas tenía vagos recuerdos se había convertido en su esposa por las leyes humanas y por las suyas propias. Un verdadero dolor de cabeza que no hizo más que aumentar cuando su jefe le puso en las manos un nuevo contrato de la Agencia… el de su propia esposa. Ahora Arion tiene dos problemas entre manos, debe encontrar a su esposa… y cumplir cada uno de los deseos expuestos en el inesperado contrato… uno que podría seducir la verdad en su interior y atar a Cassie a su alma para toda la eternidad 


La vida de Gabriela se había hecho pedazos algunos años atrás, huir y ocultarse fue la única salida que encontró para evitar que el hombre con el que una vez estuvo casada, diese con ella. Nueva identidad, nuevo vecindario, durante un breve instante pensó que estaría a salvo, que él no la encontraría… Una equivocación que le costó demasiado. Nishel Skymore trabajaba para la Agencia Demonía bajo sus propios términos, él elegía el momento y si deseaba hacerse cargo de un nuevo contrato, pero cuando su jefe depositó en sus manos algunas semanas atrás la lista de requisitos de una exquisita mujer a la que ya había probado, supo que las cosas no habían hecho más que comenzar a complicarse. Sola y asustada, con una sentencia de muerte pendiendo sobre su cabeza, Gabriela necesitaba protección y Nishel era el único que podía proporcionársela. Le demostraría una vez más que debajo de aquel delicado y fracturado envoltorio había una mujer capaz de entregarse al placer. 

Convertirse de la noche a la mañana en un Ángel Custodio, apestaba. Convertirse en “su” Ángel Custodio, lo conduciría al suicidio. Naziel estaba convencido de que el Haven lo tenía inscrito en su lista negra. No había otra razón que explicase el que llevase cuatro malditas semanas custodiando a la desastrosa y exasperante Claire Campbell. Después de todo, él era un Arconte, un Vigilante, no un jodido Ángel Guardián. Cuando aceptó hacerse cargo de ella, lo último que se imaginaba era que terminaría siendo reclutado por la maldita Agencia Demonía y que ella sería su misión de Navidad. Claire nunca pensó que una pequeña confusión de identidad la llevaría en Nochebuena a abrirle las puertas de su casa a un sexy y ardiente ángel que traía bajo el brazo algo más que el aguinaldo de Navidad. Un error de cálculo que estaba a punto de sumergirla en dos de las más calientes y excitantes noches de toda su vida. Cuando un Agente está de servicio, la noche promete ser Ardiente y Celestial. 


Marcado desde su nacimiento como el Alto Hechicero de su tribu y portador del Gran Espíritu de Fuego, Radin sabía que antes o después le tocaría enfrentarse al destino; uno que llegaría a él bajo la figura de la portadora del Gran Espíritu de hielo. Una muchacha que le arrebataría aquello que amaba y lo ataría a su propia maldición. Obligado a cuidar y vigilar a una mujer a la que deseaba pero no amaba, cuya existencia los había condenado a ambos al destierro y al infierno sobre la tierra, solo le quedaba una salida… odiarla con todas sus fuerzas. 


Podía cambiar cualquier destino, excepto el suyo. Nickolas Hellmore supo que el destino había llamado a su puerta en el momento en que ese contrato de la Agencia Demonía golpeó su mesa. Solo existía un pequeño problema, él no tenía la menor prisa por hacerse cargo de ello. Una mala elección que lo llevaría cuesta abajo y hacia el infierno, uno que llegaría de la mano de su cliente, la misma mujer que respondió al timbre de la puerta y decidió morirse en sus brazos. Lo último que Natalie Vanak quería hacer era morirse en los brazos del primer hombre imponente y dominante que llamó al timbre de su casa, pero lo hizo. O así lo creyó hasta que despertó, tiempo después, en una cama de hospital y con él al lado; alguien que decía haber sido enviado por la Agencia Demonía para hacer realidad cada una de sus fantasías y deseos. Solo había un pequeño problema al respecto, su visita llegaba con seis meses de retraso y el tiempo de Natalie era finito. Sumergidos en una espiral de locura y placer, deberán unir sus fuerzas para resistir en esa carrera contra el tiempo y el destino, una que ninguno puede permitirse perder, pues hacerlo, significaría renunciar a lo que más desean. Cuando el tiempo se agota y el destino se interpone en tu camino, solo tienes dos opciones: alcanzar tu meta o renunciar a todo lo que deseas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...