martes, 7 de junio de 2016

The Doms of Genesis Series - Jenna Jacob

Embracing my submission #01 

Perseguida durante años por los sueños de un salvaje, ojos ámbar dominante con labios tan tentadores mi alma dolía por la frustración y la lujuria. Ninguno de los dominantes en el Génesis, mi club de BDSM local, nunca me agitó en tales formas abrasadoras. Mientras trataba de llenar mis deseos de sumisión indirectamente a través de las interacciones en el club, intenté convencerme a mí misma de que era suficiente. Pero no lo era. Mi soñado Dom se aseguraba de que tuviera hambre por más.

Forzada más allá de lo que podía soportar, mi pasión y frustración explotó. Tiré la toalla, decidida a dejar de perseguir un sueño y renuncié por completo en la búsqueda de la rendición sumisa. Pero el destino intervino cuando dos balazos dividieron la noche. Obligada a enfrentarme a mis deseos e inseguridades, me sorprendí al darme cuenta de que mis sueños pueden haber tenido un significado más profundo.
¿Estaban obligándome finalmente a abrazar mi propia sumisión?


Atropellar a 'Bambi' y destrozar mi camioneta no era la manera en que yo imaginé comenzar mis vacaciones. Por otra parte, tampoco lo era empezarlas siendo rescatada por dos hombres magníficos. Nick Masters y Dylan Thomas se abalanzaron para salvarme de la ruina. No fueron sólo los caballeros en un brillante camión (en lugar de armadura), sino también unos dominantes tan poderosos que despertaron a la sumisa escondida dentro de mí haciéndola arrodillarse ante sus pies.
Para mi sorpresa, se ofrecieron a enseñarme los placeres de la sumisión. Empujé abajo mis miedos y accedí a pasar una gloriosa semana de placer bajo su mano, en el centro de su cruda pasión. Con cada orden y cada toque, ellos desnudaron mi alma y me robaron el corazón. Con ellos, me sentí como una hermosa (y algo pervertida) Cenicienta. Pero muy pronto, el reloj dio la medianoche, y escapé Volviendo a mi vida mediocre, estaba decidida a sobrevivir de alguna manera sin los maestros de mi deseo. Nunca me imaginé que ambos viajarían unos cuantos cientos de kilómetros para darme caza.
¿Podría decir que sí cuando se ofrecieron a concederme algo que para mí era mucho más hermoso que una zapatilla de cristal?



Después de la impactante muerte de mi Maestro que me dejó aturdida, la venganza que su ex esposa y su hija buscaban fue casi igual de devastadora. Buscando refugio en el Club Génesis, mi único refugio seguro, volví a sanar y levantarme sobre mis dos pies.
Pero pronto aprendí que el destino tenía otros planes para Leagh Bennett.
Tony Delvaggio, el Dom sádico 'derrite-bragas' y psiquiatra residente del Génesis, me tomó bajo su ala. Al mismo tiempo asustada por su intensidad y secretamente emocionada por su inquebrantable atención, traté de ocultarle mi pasado y poner barricadas en mi alma contra él.
Pero Tony convenció a mis pensamientos con su voz profunda y sedujo a mi cuerpo con sus manos ásperas. En poco tiempo, también me forzó a abrirle mi corazón.

Cuando se hizo evidente que alguien pretendía matarme, llegué a una conclusión aterradora: tendría que poner toda mi confianza y sumisión en el Maestro de mi Mente o morir...


Nunca pretendí que Joshua Lars, el escultor sexy-como-el-pecado fuera algo más que una aventura de una noche. ¿Cómo iba yo a saber sus manos magistrales y sus ordenes dominantes despertarían la sumisa durmiendo dentro de mí?
Cualquiera de mis amigos hubiera dicho que Mellie Carson era una mujer independiente, exitosa que nunca se arrodillaría ante un hombre. Yo ya había atribuido mi única incursión en la entrega de mi control a la ingenua estupidez. Y ahora era demasiado inteligente para hacerlo de nuevo, o eso creía yo.
Luego vino Joshua… Decidida a resistirme a su poderoso atractivo, traté de olvidarle, pero el destino… y un asesino… tenían otros planes para mí. Ahora, en los brazos de Joshua, yo podría estar segura, pero me temo que mi corazón no lo está.
¿Puede él salvar mi vida y, al mismo tiempo, salvar mi sumisión?


Puedes encontrar lo que estás buscando... donde menos te lo esperas.

Eso fue cierto para mí, Liz Johansson, enfermera de urgencias, la noche en que un joven llamado Trevor llegó al hospital y mi vida se volvió al revés. Tal vez fue una intervención divina que mi cuidado por Trevor me condujera hasta sus amigos...
James Bartlett, pecaminosamente caliente, y su igualmente magnífico jefe, Ian Stone; dos hombres, tan altos, oscuros, y letales, que evocaban tales fantasías que el cuerpo me dolía por cumplirlas. Era imposible elegir uno u otro, y el hambre de ellos por igual rasgó mi código moral. Tenía que encontrar la voluntad para desterrar mi vergüenza o arriesgarme a perderlos para siempre.
Impotente ante su poderoso y carnal mando... juntos... me condujeron por el dichoso camino de la pasión desinhibida. Desbloqueando mis deseos prohibidos, mientras que curaban de las heridas de mi pasado, abrieron mi alma a algo tan poderoso y seductor que no podía darle la espalda.
Seducida por su infinito amor y su toque dominante, ellos me enseñaron cómo entregar mis miedos... mi corazón, y aprender a vivir de nuevo.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
D E V O N S H Y

Dark, Divine, Diverse...